Pedigüeños representan peligro para conductores del Distrito Nacional

AL FILO DE LAS NOTICIAS

Varios vehículos han sido destrozados por indigentes en intersecciones del Distrito Nacional. Muchos denuncian que se trata de personas con problemas de salud mental, pero otros estiman que algunos de estos actos han conllevaron alevosía en represalia contra el conductor, casi siempre conductora, que se niega a darles dinero a estas personas.

El caso más reciente fue el denunciado por Marlene Díaz de Taveras, quien describió cómo un hombre, con aparentes problemas mentales, le lanzó una pedrada que destrozó uno de los cristales laterales de su vehículo en el momento en que ella transitaba por la avenida 27 de Febrero casi Winston Churchill, del Distrito Nacional.

Díaz de Taveras, sostuvo que el hecho ocurrió a plena luz del día, a las 3:00 de la tarde del pasado jueves, y que además de ella, el vehículo de otra mujer que transitaba detrás suyo también fue apedreado por el individuo. Narró que la tarde del pasado jueves se dirigía a su residencia por la 27 de Febrero, en dirección este-oeste, y que, a pocos metros de cruzar la avenida Winston Churchill, se encontró con un tapón provocado por el presunto enajenado mental, quien, con una piedra, amenazaba a los conductores.

“Después que cruzó la Churchill, a pocos metros, veo como un tapón, entonces, en el medio había como una persona, pensé que era un accidente o algo. Como tenía que acercarme por el tapón, seguí y me di cuenta que era una persona con (aparentes) problemas mentales. El señor estaba en medio de la calle con una piedra en la mano, el tipo me quedó a mí al frente de mi vehículo con la piedra”, manifestó.

“Cuando salí, él tiró la piedra. Fue un momento muy desesperante, porque pudo habérmela pegado o a mi nieta con la que a veces viajo”, indicó la víctima.

Otra situación fue denunciada durante el fin de semana cuando un pedigüeño, con vestido de mujer, chaqueta gris y una funda en la cabeza, se acercó a una yipeta color blanco y comenzó a halar el retrovisor del lado del conductor destrozándolo. El hecho ocurrió en la calle Víctor Garrido Puello, esquina avenida Winston Churchill.

Antes de la agresión, la mujer cuenta que el hombre se le abalanzó sobre el vehículo, intentó abrir la puerta, luego, golpeó el cristal mientras le exigía dinero. Tras cometer el hecho, se devolvió y se quedó mirándola de manera amenazante.

Antes de la agresión, se conoció otro video en el que un supuesto enajenado mental apedrea el vehículo que conducía otra mujer destrozando el cristal delantero con un block. En el video se puede apreciar que la piedra estuvo a punto de traspasar el cristal y herir a la conductora. El hecho ocurrió, también, en la avenida 27 de Febrero. 

“Han descuidado los centros”

El siquiatra César Mella criticó que las actuales autoridades gubernamentales hayan descuidado los centros de salud mental como el de Rehabilitación Psicosocial Padre Billini (El 28) y el de La Nueva Barquita. 

Asimismo, atribuyó el incremento de los casos psiquiátricos al aumento de los precios de las medicinas para tratar los nervios y la dificultad de acceso a siquiatras y sicólogos por las que atraviesa la población en sentido general. «Estoy haciendo un llamado porque la cantidad de suicidios, depresión e insomnio, incluso de homicidio y feminicidio, han aumentado en el primer semestre de este año y el Gobierno lo sabe, pero no hay una política, ni financiera, ni social para darle prioridad».

“Son personas esquizofrénicas”

El psicólogo Josly Wilmore señala que muchos de los que deambulan por las calles sufren problemas de salud mental. “Ellos no tienen ese punto de referencia de qué es lo que estoy haciendo mal o qué estoy haciendo bien. Son personas esquizofrénicas. Lamentablemente, son víctimas de ese proceso y, al no tener el fármaco que regula esa parte, entonces, están en las calles generando ese tipo de disturbios”, resaltó el experto.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.