Ebanista dejó cuatro muertos antes de ser ultimado por agentes de la Policía Nacional

AL FILO DE LAS NOTICIAS

La ciudad de La Romana se vistió de luto la noche de este jueves luego de que un hombre ultimara a tres civiles y a un agente de la Policía Nacional mientras se encontraba atrincherado en un depósito de madera, ubicado en el callejón Güaymate del sector de Villa Pereyra. Posteriormente, el atacante cayó abatido por oficiales de la uniformada.

Durante el incidente resultaron heridos seis agentes del orden, tres de estos fueron trasladados a un hospital en Santo Domingo, mientras que los demás continúan recibiendo atenciones médicas en el Centro Médico Central Romana.

Hasta el momento el pronóstico de los agentes es reservado. 

Autoridades se encuentran reunidos la mañana de este viernes en la Dirección Regional del Este de la Policía Nacional para evaluar la situación ante la falta de agentes que dejó el hecho.

El atacante, Román Guerrero Tavárez, mejor conocido como Danielito, supuestamente estaba «cansando» de acciones que tenían frente a su negocio los civiles fallecidos, Aneury Caraballo Caraballo alias el Motoconcho, de 26 años; Gamalier Mota García, de 27, y Fernando Joenny de Mota, de 26.

El matador utilizó una escopeta Maverick calibré 12, la cual investigan si la portaba de manera legal o no. 

Una hermana del agresor se presentó en el lugar para que se entregara a las autoridades, pero no atendió al llamado y decidió seguir disparando.

El hecho

La Policía Nacional regional indicó que una patrulla preventiva acudió al lugar ante el llamado de alerta del Sistema de Emergencia 9-1-1, donde informaba que en el callejón indicado había una persona realizando disparos.

El informe preliminar agrega que los agentes al llegar al lugar vieron tres personas muertas tiradas en el pavimento, por lo que procedieron a buscar el autor, quien se había atrincherado en un depósito de madera de su propiedad.

En esas circunstancias, el segundo teniente Manuel Moisés Hernández, junto a los rasos Luis Carlos Reyes, Moisés Santana Navarro y el cabo Adelin Alberto Maldonado, penetraron al depósito de manera para apresarlo, realizando varios disparos de escopeta, resultando muerto el oficial Moisés Hernández, y los rasos y el cabo heridos.

El ebanista, tras matar al oficial y herir a los alistados, los despojó de sus armas de reglamento y un fusil AK-47, calibre 7.62 milímetros, hiriendo luego al sargento Pedro Alejandro González Sánchez, según la uniformada.

Horas más tarde, un equipo de Operaciones Especiales Swat de Santo Domingo llegó al lugar, quienes fueron recibidos a tiros, resultando herido el cabo Jorge Luis Cuevas Pérez.

Al lugar del hecho se presentó el director de la Policía Nacional, mayor general Eduardo Alberto Then, entre otras autoridades.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.