(VIDEO) Doncic entierra la remontada de los Lakers tras dos prórrogas

AL FILO DE LAS NOTICIAS

LOS ÁNGELES, EE.UU.- Con un triple-doble además de dos triplazos cruciales, Luka Doncic enterró el sueño de la remontada de Los Angeles Lakers y capitaneó a los Dallas Mavericks en una victoria muy sufrida tras dos prórrogas (115-119).

El suculento duelo entre Doncic y LeBron James, aprendiz y maestro, se resolvió en un partido más emocionante que brillante, más excitante que vistoso, y en el que los árbitros tuvieron una polémica actuación.

Doncic acabó con 35 puntos (14 de 28 en tiros), 14 rebotes y 13 asistencias, lidió dos contra uno constantes por parte de la defensa angelina y conectó dos triples enormes para forzar la primera y la segunda prórroga.

Por su parte, LeBron consiguió 24 puntos, 16 rebotes y 9 asistencias y ahora está a solo 11 puntos de convertirse en el segundo jugador en la historia de la NBA en llegar a los 38.000 puntos (Kareem Abdul-Jabbar sigue por delante con 38.387 puntos).

En estos Lakers (19-23) acosados por las bajas (Anthony Davis, Austin Reaves, Lonnie Walker, Patrick Beverley…) destacaron Russell Westbrook (28 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias) y Wenyen Gabriel (14 puntos y 7 rebotes).

Christian Wood (24 puntos, 14 rebotes y 6 asistencias) fue muy importante en los Mavericks (24-19) por su defensa en el tiempo extra, donde también brilló Spencer Dinwiddie (17 puntos).

SIN NOTICIAS DE LOS LAKERS

Los Lakers entraron dormidos a la pista.

Sin concentración en defensa ni ideas en ataque, los de púrpura y oro ofrecieron un espectáculo lamentable en un primer cuarto en el que llegaron a perder de 19 puntos y en el que solo metieron 2 de 9 en triples.

A diferencia de los locales, los Mavericks arrancaron con muchas ganas, Doncic aprovechó que la defensa se cerraba sobre él para regalar puntos a compañeros como Tim Hardaway Jr., y los visitantes acabaron el primer cuarto con un espléndido 61,9 % en tiros de campo.

Solo un triple sobre la bocina de Troy Brown Jr. consiguió disimular levemente el espantoso periodo inicial de los angelinos (22-36).

Aprovechando los minutos en el banquillo de Doncic, los Lakers recobraron sensaciones con Westbrook atacando el aro con enorme voracidad (32-40 con 8.24 para el descanso).

Llegaron a ponerse a solo 4 puntos, pero nadie apareció en los Lakers para echarle una mano a Westbrook y LeBron.

Así, el regreso de Doncic a pista reajustó a Dallas, que recuperó la fluidez en ataque y la energía atrás para cerrar la primera parte con una ventaja cómoda (48-59).

El base selló una gran primera mitad con 18 puntos (7 de 11 en tiros), 6 rebotes y 5 asistencias mientras que en los Lakers fue Westbrook (15 puntos) más que LeBron (11 puntos y 5 rebotes) quien dio la réplica.

REACCIÓN ESTÉRIL

Dos triples seguidos de Hardaway Jr. al empezar el tercer cuarto pusieron las cosas aún muy difíciles para los Lakers (52-68 con 9.33 por jugarse).

Doncic volvió del vestuario anotando con pasmosa facilidad ante unos Lakers incapaces de frenarle.

Pero cuando todo parecía listo para que rompieran el encuentro, los Mavericks se desconectaron, se relajaron en ambas canastas y Doncic se enredó entre tiros precipitados y protestas a los árbitros.

Los de LeBron explotaron ese exceso de confianza de Dallas con una mejoría evidente de su defensa y se podrían haber acercado mucho más en el marcador si no se hubieran mostrado tan erráticos desde la línea de personal y en algunos tiros fáciles (76-82).

En el comienzo del cuarto definitivo, los triples de Kendrick Nunn llevaron a los Lakers a culminar la remontada en un encuentro que había cambiado totalmente de dinámica (87-86 con 7.59 para el final).

Era el momento de tener la cabeza fría y los angelinos, con aportaciones tan notables como inesperadas como la de Gabriel, encararon los últimos 12 segundos con un +3 tras dos tiros libres de Westbrook.

Pero un triplazo de Doncic a falta de 6 segundos mandó el partido a la prórroga ya que los árbitros, con una actuación muy discutible, no vieron falta en a Brown Jr. en el último tiro.

El duelo ganó en picante: Westbrook hizo una falta dura a Doncic, éste se revolvió y finalmente hicieron las paces tras encararse brevemente.

Con 47 segundos por jugarse, Doncic enchufó otro triplazo frontal que empató el encuentro y LeBron, que se jugó la última posesión ante el esloveno, no pudo evitar la segunda prórroga.

Ahí se terminó la gasolina de los Lakers, que sucumbieron ante los mates de Dinwiddie y la defensa de Wood tras rozar una remontada épica.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.