Los riesgos de entrar de manera ilegal a EE.UU. tras el fin de la Título 42

AL FILO DE LAS NOTICIAS

EEUU.- El 20 de marzo de 2020, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una orden ejecutiva con el objetivo, según las autoridades, de evitar nuevos brotes del COVID-19 y la cual ha permitido la expulsión exprés de migrantes

En nombre de la orden, conocida como la Título 42 y que se trata de la aplicación de una normativa existente desde 1944, Estados Unidos ha expulsado a 2.8 millones de migrantes desde su entrada en vigor durante el Gobierno de Donald Trump y gran parte de la Administración Biden-Harris. 

Bajo la Título 42, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) prohíbe la entrada de personas que «potencialmente representan un riesgo para la salud» en el marco de la pandemia COVID-19.

La orden, que se extendió varias veces durante el Gobierno de Joe Biden, podría llegar a su fin este 11 de mayo con el levantamiento de todas las restricciones por la emergencia de la pandemia del coronavirus. 

Aunque luce probable que la Título 42 concluya esta semana, siempre es posible que se presente un recurso legal de último minuto para mantenerlo en vigor.

El final de la Título 42 ha planteado preguntas sobre lo que sucederá con los migrantes que ingresen de manera irregular a los Estados Unidos por la frontera con México.

Estos son los riesgos que representará ingresar de manera ilegal a los EE.UU. después del jueves:  

Durante la aplicación de la norma sanitaria, los migrantes detenidos por entrar de manera irregular a Estados Unidos por las fronteras con Canadá o México, son devueltos a su país de último tránsito de manera inmediata. No son retenidos en áreas de procesamiento, sino que son expulsados de manera exprés. Los niños migrantes sin compañía están exentos de dicha medida. 

Pero con el fin de la Título 42, las autoridades de EE.UU. dispondrán de otra orden, con la que se espera que las consecuencias sean más severas contra los que decidan realizar el cruce ilegal.

Esta nueva medida será la Título 8 y de la cual los funcionarios de Estados Unidos han resaltado las décadas de antigüedad de su aplicación. 

A partir del jueves, las autoridades de Aduanas y Protección de Fronteras podrán expulsar a las personas que ingresen al país que no hayan solicitado asilo bajo la autoridad del Título 8.

El Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS, por sus siglas en inglés) menciona que, con el Título 8«una persona que es expulsada está sujeta a una prohibición de admisión a Estados Unidos de al menos cinco años y puede enfrentar un proceso penal por cualquier intento posterior de cruzar la frontera ilegalmente. Las personas con órdenes finales de remoción serán removidas».

Bajo el Título 8, los migrantes que ingresen de forma ilegal a Estados Unidos pueden ser arrestados y procesados para una deportación rápida.

¿Qué viene tras el fin de la Título 42

A partir del viernes, los solicitantes de asilo serán entrevistados por agentes migratorios. Aquellos que se determine que tienen un «temor creíble» de ser perseguidos en sus países de origen pueden permanecer en Estados Unidos hasta que se tome una determinación final.

Eso podría tardar años. Aunque algunas personas son detenidas en lo que se lleva a cabo su proceso de asilo, la gran mayoría quedan en libertad en territorio estadounidense y reciben avisos para comparecer en un tribunal migratorio o para reportarse con las autoridades de inmigración.

Una preocupación clave es que los migrantes puedan sentir que ahora tienen una mayor posibilidad de obtener asilo en Estados Unidos, por lo que habrá muchos más que intenten ingresar al país y sobrecarguen la capacidad de las autoridades para brindarles cuidados y procesarlos. Eso podría alejar a los agentes de la CBP de otras de sus responsabilidades, como buscar traficantes y facilitar el comercio transfronterizo de miles de millones de dólares en productos.

Este miércoles, el gobierno estadounidense empezará a partir del jueves a negar el asilo a los migrantes que lleguen a la frontera entre Estados Unidos y México sin haber presentado su solicitud primero por internet o que no hayan buscado primero la protección en uno de los países por los que hayan pasado.

El gobierno demócrata enviará a los migrantes procedentes de Haití, Venezuela, Cuba y Nicaragua de regreso a México si no mandan su solicitud por internet, tienen un patrocinador y aprueban una revisión de antecedentes. Admitirá a 30,000 migrantes procedentes de esas naciones al mes, mientras que México se ha comprometido a seguir acogiendo al mismo número de personas que cruzan ilegalmente.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.