Mexicano «acosador» asesina a su examante húngara tras apuñalarla 58 veces

AL FILO DE LAS NOTICIAS

NUEVA YORK.- “Como ella lo conocía, lo dejó entrar a la casa. Luego hubo una disputa verbal y desafortunadamente ella tuvo que pedirle que se fuera varias veces”. Pero él “se negó a irse y el incidente [escaló] con el desafortunado apuñalamiento de la víctima más de 50 veces”.

Así resumió el fiscal John Garland la tragedia sucedida hace una semana en un hogar lujoso en Forest Hills, que terminó en uno de los homicidios pasionales más violentos de los últimos años en Nueva York, y que involucró a dos inmigrantes: el detenido empleado mexicano David Bonola (44) y la víctima húngara Orsolya Gaal (51), dueña del hogar.

Según la Policía de New York, ambos tuvieron una relación clandestina intermitente por dos años, y se encontraron la noche del viernes en la casa de la mujer en Queens, aprovechando que el esposo y el hijo mayor estaban de viaje, y el hijo menor dormía en el piso superior.

La discusión que siguió terminó con el homicidio de Gaal, confesado ayer por Bonola: luego de acuchillarla docenas de veces, arrastró su cuerpo al cercano Forest Park, dentro de la bolsa de hockey de un hijo de ella, la madrugada del sábado. Los policías la identificaron rápidamente siguiendo el rastro de sangre desde Forest Park hasta su hogar.

Tras la detención, trascendió que Bonola era conocido como un acosador y lo habían denunciado como tal a NYPD, según afirmaron ayer varias mujeres. Además ayer intercambió obscenidades con un transeúnte mientras salía esposado de la comisaría 112 en Queens, flanqueado por cinco detectives.

El hispano solía dejar notas de amor “espeluznantes” y hacer preguntas incómodas a las baristas en el Starbucks cercano al hogar de Gaal. “Bonola llegó a Estados Unidos desde México hace unos 21 años y parece haber sido un aspirante a cineasta que estudió en la Escuela de Diseño de Interiores de Nueva York, según la policía y su perfil de Facebook”, informó New York Post.

Al momento de su detención era un inmigrante indocumentado y ejercía como obrero de mantenimiento (handyman). Al parecer fue así como Bonola conoció a la familia de Gaal.

En las horas previas a su muerte, Gaal salió con amigos el viernes a un espectáculo cerca del Lincoln Center en Manhattan. Luego estuvo en un bar próximo a su hogar alrededor de las 11 p.m. Los detectives no están seguros de si planeaba encontrarse con alguien allí, pero se quedó unos 30 a 40 minutos y luego regresó sola a casa, donde luego se reunió con Bonola.

La autoridad determinó que Gaal fue apuñalada a las 12:40 a.m. del sábado en la parte delantera de su casa en Juno St, mientras su hijo menor de 13 años dormía arriba. Fue apuñalada 58 veces. Su cuello y la parte superior del cuerpo estaban llenos de heridas de arma blanca, y tenía cortes en las manos que indicaban que había resistido al ataque.

Ayer Bonola fue acusado de homicidio, manipulación criminal y posesión criminal de un arma, y confesó el crimen. En medio de los escabrosos detalles forenses, sus amigos han definido a Gaal como una madre “apasionada” involucrada en la educación de sus hijos de 13 y 17 años.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.