“Esa gente dejaron a mi hermano totalmente destruido, masacrado”

AL FILO DE LAS NOTICIAS

La palabra tortura se repite entre los familiares de David de los Santos, al hacer referencia a todos los golpes que observaron en el cuerpo de su familiar, tras encontrarlo en un hospital, al que  fue trasladado desde el destacamento de la Policía Nacional del ensanche Naco. El joven de 24 años había sido detenido en una plaza comercial luego de un incidente.

Rosario Correa, una de sus hermanas mayores, describe golpes en la cabeza, en el cuello, la cara, quemaduras en el pecho y en los genitales del joven, cuya muerte el pasado domingo aún se investiga. 

“Esa es una muerte que yo no le deseo a nadie”, dice sentada en la sala de la vivienda que su hermano había construido para su madre, la señora Damiana Correa.

“Fue la Policía que lo mató a golpes… esa gente dejaron a mi hermano totalmente destruido, eso fue una masacre… eso ni siquiera a un animal (se le hace)”, dice la mujer, quien además del dolor por la pérdida, también le lastima el “cinismo” con el que dice, le atendió y le mintió el agente que identifica como teniente Frías. 

Pide que ese agente, en particular, sea investigado y que pague por lo ocurrido a su hermano, al que define como un profesional del área de educación física y que estudiaba para ser también masajista, pero, sobre todo, al que todos querían por su buen comportamiento, dice. 

Rosario recuerda que la última vez que vio a David fue el miércoles de la semana pasada, cuando salió de la casa un poco molesto por razones que ella desconoce.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.