¿En qué va el posible impago de deuda de Rusia?

AL FILO DE LAS NOTICIAS

Rusia parecía esquivar el impago de su deuda externa al recurrir a sus escasas reservas de dólares. Pero el drama de la deuda de Moscú está lejos de terminar.

El Ministerio de Finanzas de Rusia abandonó su propuesta de usar rublos en lugar de dólares para realizar pagos vencidos relativos a dos bonos del gobierno, y el viernes dijo que había transferido el dinero a una cuenta en Citigroup: 564.4 millones de dólares para un bono con vencimiento en 2022 y 84,4 millones de dólares para otro con vencimiento en 2042. El miércoles expiraba un periodo de gracia de 30 días para hacer los pagos atrasados.

El gobierno ruso había afirmado que debido a las sanciones de Estados Unidos que congelan sus enormes reservas monetarias en el extranjero no podía pagar, y que Rusia no debía ser culpada por algún incumplimiento, el primero en la deuda externa desde la Revolución Bolchevique de 1917.

Incluso si se comprueba que Rusia ha realizado los pagos más recientes, otros están por vencer. Además, el permiso de Estados Unidos para que los tenedores de bonos estadounidenses acepten pagos de bonos rusos está por vencer el 25 de mayo, así que incluso si Rusia intentara pagar, los inversionistas no podrían legalmente recibir el dinero.

A continuación, algunos de los problemas relacionados con la deuda rusa:

¿Por qué se habla de un posible incumplimiento ruso?

Las agencias de calificación de riesgo han dicho que si los bonos especifican pago en dólares, entonces pagar en rublos representa una omisión en el pago prometido. Un motivo por el que Rusia quisiera pagar en rublos en lugar de en moneda extranjera, es que una gran parte de sus reservas de divisas han sido congeladas en el extranjero. El pago del viernes lo realizó echando mano a sus escasas reservas internas que las sanciones no pudieron tocar.

Rusia no ha evitado definitivamente el incumplimiento, a menos que el dinero pase de Citigroup a través del sistema bancario hasta los tenedores de bonos antes de la fecha límite del miércoles.

“Los tenedores de bonos no son pagados hasta que Citigroup procese su pago” y lo pase a los sistemas de liquidación que distribuyen el pago a los tenedores de bonos, dijo Jay S. Auslander, un destacado abogado de deuda soberana de la firma Wilk Auslander en Nueva York.

Los bancos están siendo extremadamente cautelosos sobre cualquier transacción con Rusia y podrían querer consultar antes a las autoridades de Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero “creo que es probable que los fondos lleguen a los tenedores de bonos, en cuyo caso no estarán en incumplimiento en esta ocasión”, dijo Auslander.

¿Cuánto debe Rusia?

Aproximadamente 40,000 millones de dólares en bonos extranjeros, de los cuales cerca de la mitad está en manos extranjeras. Antes de iniciar la guerra, Rusia tenía unos 640.000 millones de dólares en divisas extranjeras y reservas de oro, gran parte de lo cual estaba en el extranjero y ahora está congelado.

¿Cómo sabes si un país está en incumplimiento?

Las agencias de calificación de riesgo pueden reducir la calificación a incumplimiento o una corte puede decidir sobre el tema. Los tenedores de bonos que tienen swaps —contratos que funcionan como seguros contra incumplimiento— pueden pedirle a un comité de representantes de firmas financieras decidir si el impago de una deuda debe desencadenar un pago del swap, que aún no es una declaración formal de incumplimiento.

El Comité de Determinación de Incumplimiento Crediticio —un grupo de la industria formado por 14 bancos e inversionistas que determina si pagar o no estos swaps— dijo el viernes que “siguen monitoreando la situación” después del pago de Rusia. Tras otra reunión del martes, el comité dijo que seguirá monitoreando la situación y “aplazará la publicación de una Lista Inicial de Obligaciones Entregables”.

¿Qué pueden hacer los inversionistas?

La manera formal de declarar incumplimiento es si el 25 % o más de los tenedores de bonos dicen que no recibieron su dinero. Una vez que eso suceda, las cláusulas indican que el resto de los bonos extranjeros de Rusia también están en incumplimiento y, entonces, los tenedores de bonos pueden buscar el juicio de un tribunal para obligar el pago.

En circunstancias normales, los inversionistas y el gobierno moroso suelen negociar un acuerdo en el cual los tenedores de bonos reciben nuevos bonos que valen menos, pero que por lo menos les dan una compensación parcial.

Sin embargo, las sanciones prohíben acuerdos con el Ministerio de Finanzas de Rusia. Y nadie sabe cuándo terminará la guerra ni cuánto podrían llegar a valer los bonos no pagados.

En este caso, declarar incumplimiento y demandar “podría no ser la opción más sensata”, señaló Auslander. “Actualmente, no puedes negociar con Rusia. Te adentras en un mundo en donde las sanciones cambian constantemente, en donde hay muchas interrogantes. Así que podrías ver a muchos acreedores que en este momento decidan ocultar sus intenciones y esperar por ahora”.

La opinión pública es algo que los inversionistas toman en cuenta, sobre todo si alguno ha comprado bonos a precios reducidos con la esperanza de sacar ganancias en un acuerdo.

“Es posible que ahora no sea un buen momento para apresurarse y mostrar que te beneficiabas de la deuda en apuros con bonos rusos”, dijo Auslander. “¿Llegará ese momento en el futuro? Sospecho que sí”.

Una vez que un país incumple, le pueden negar los préstamos en los mercados de bonos hasta que el incumplimiento se resuelva y los inversionistas recuperen la confianza en la capacidad y disponibilidad del gobierno de pagar. Pero Rusia ya ha sido aislada de los mercados de capitales occidentales, por lo que cualquier regreso al sistema de crédito de todos modos está muy lejos.

El Kremlin todavía puede tomar prestado rublos en casa, en donde en gran parte depende de los bancos rusos para comprar sus bonos.

¿Qué impacto tendría un incumplimiento ruso?

El país ya sufre un importante impacto económico a causa de las sanciones occidentales, que han provocado la huida de empresas extranjeras, y alterado los lazos comerciales y financieros con el resto del mundo. El incumplimiento sería un síntoma más de ese aislamiento y alteración.

Los analistas de inversiones cautelosamente estiman que un incumplimiento de Rusia no tendría el tipo de impacto en los mercados financieros e instituciones globales que tuvo un incumplimiento de 1988. En aquel momento, el incumplimiento de bonos nacionales en rublos de Rusia llevó al gobierno de Estados Unidos a intervenir y hacer que bancos rescataran a Long-Term Capital Management, un gran fondo especulativo estadounidense cuyo colapso, se temía, podría haber agitado el sistema financiero y bancario en general.

Los tenedores de los bonos —por ejemplo, fondos que invierten en bonos de mercados emergentes— podrían sufrir fuertes pérdidas. Sin embargo, Rusia sólo tenía una pequeña participación en los índices de bonos de mercados emergentes, lo que limitaba las pérdidas a los inversionistas de fondos.

Aunque la misma guerra está teniendo consecuencias devastadoras en cuanto a sufrimiento humano y precios de alimentos y energéticos a nivel mundial, el incumplimiento en los bonos del gobierno “definitivamente no es sistemáticamente relevante”, según Kristalina Georgieva, titular del Fondo Monetario Internacional.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.