Cúpula del PRM vota por sus autoridades y asegura que convención de delegados era la mejor opción

AL FILO DE LAS NOTICIAS

SANTO DOMINGO.- Hipólito y Carolina Mejía, padre e hija, y José Ignacio Paliza acudieron temprano a votar en la XXI Convención Nacional, esta vez de delegados, confiados en que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) ya superó los conflictos que en el pasado tejió una historia muy convulsa. 

«Hemos aprendido de los errores, y los conflictos del pasado desaparecieron y tienen que desaparecer del escenario, no solamente en el PRM, sino en la República Dominicana», sentenció Hipólito Mejía cuando se presentó al Pabellón de Valéibol del Centro Olímpico Dominicano antes de las 9:00 de la mañana. 

Carolina Mejía le siguió a las 10:15 de la mañana y José Ignacio Paliza, presidente del PRM, media hora más tarde. Ambos compiten prácticamente solos por repetir cuatro años más en la secretaría general y la presidencia del partido de Gobierno. 

Carolina dijo estar segura de que la unidad está garantizada en el PRM, mientras Paliza afirmó que esa unidad es «el elemento diferenciador de los procesos políticos últimos que vivimos con los del pasado». 

Pero esta vez las cosas son muy diferentes en relación con la Convención Nacional del 2018 en la que se eligieron a las actuales autoridades del partido. Se trató de un balotaje abierto en el que unas 524,765 personas tenían derecho a votar en todo el país, y 228,793 lo hicieron. 

En la presente convención sólo 1,256 delegados pueden votar en un proceso electrónico con 10 mesas para los sufragios y tres caras en un monitor. A la Secretaría General, Carolina Mejía es la única candidata, mientras que Paliza compite para seguir en la presidencia con Ramón Antonio Liriano, un desconocido. 

La categoría de delegado la ostentan aquellos que tieen posiciones como presidentes de municipios, secretarios generales de municipios, secretarios de organización de municipio cabecera, diputados, senadores, alcaldes y directores de juntas municipales, así como miembros del Comité Ejecutivo Nacional (máximo órgano de dirección), de la Secretaria General y los presidentes y secretarios generales de las seccionales del exterior. 

Aunque las bases no pueden elegir a sus autoridades esta vez, Deligne Ascención sostiene que «en esa gama de delegados está contenido el liderazgo del partido porque todas esas personas fueron escogidas en procesos convencionales». Ascención es el presidente de la Comisión Nacional de Elecciones Internas (CNEI), encargada de organizar el proceso. 

Roberto Fulcar prefirió no cuestionar el método adoptado esta vez.

«Es una decisión que se tomó que, independientemente que la comparta o no, es una decisión oficial que yo no voy a cuestionar», agregó. Dijo sentirse orgulloso de que en las tres veces que fue elegido como vicepresidente nacional fue el más votado con el voto universal. 

«Lo que estamos haciendo como partido es aplicar una de las modalidades que establecen los estatutos del partido y que están establecidos en la Ley de Partidos», argumentó Jean Luís Rodríguez, candidato a subsecretario general. 

La convención de delegados es la «convención posible», según el diputado Julio Fulcar, debido a que «de nada nos vale pasar 6 o 7 meses desarrollando una convención por voto universal para luego cuando salgamos haber descuidado la gestión de gobierno». 

Los comicios terminan a las 4:00 de la tarde, tras lo cual se ofrecerán resultados preliminares. 

El presidente Luis Abinader no podrá comparecer debido a que salió del país a cumplir funciones como jefe de Estado.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.