Unión Europea lamenta que los hutíes rechacen abrir carreteras para ayuda humanitaria

AL FILO DE LAS NOTICIAS

La Unión Europea (UE) lamentó “profundamente” este martes el rechazo por parte de los hutíes de la última propuesta de la ONU sobre la reapertura de las carreteras en Yemen e insistió en que todas las partes enfrentadas acepten una nueva tregua de seis meses más allá del próximo 2 de agosto.

“La reapertura de las carreteras es un elemento humanitario crucial de la tregua, junto con los envíos de combustible a través del puerto de Al Hudeida y los vuelos comerciales desde y hacia Saná”, declaró en un comunicado un portavoz del alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

El portavoz lamentó la negativa de los hutíes a reabrir esos caminos, especialmente en los alrededores de Taiz, provincia suroccidental cuya capital homónima tienen asediada desde 2015.

Y les instó a “reconsiderar” la situación y “aceptar la propuesta” del enviado especial de Naciones Unidas a ese conflicto.

“La UE pide a todas las partes que acepten una nueva prórroga de seis meses de la tregua más allá del 2 de agosto. Esto es lo que el pueblo yemení desea y merece después de sufrir el conflicto durante demasiado tiempo”, subrayó el portavoz comunitario.

Recalcó que la tregua “ha roto el estancamiento diplomático” y ha aportado “beneficios tangibles sin precedentes” a los yemeníes, lo que consideró un “impulso” que “no debe perderse”.

“La UE reitera su pleno apoyo a los esfuerzos de paz dirigidos por la ONU, que tienen como objetivo poner fin al conflicto en Yemen”, concluyó.

Los líderes del grupo rebelde hutí de Yemen se mostraron el 16 de julio contrarios a ampliar la tregua en la guerra civil, en vigor desde abril, al considerarla “decepcionante”, en reacción al apoyo que le ha manifestado el presidente estadounidense, Joe Biden.

El comité ejecutivo político hutí así se pronunció en un comunicado tras la celebración de una cumbre en la ciudad saudí de Yeda entre Biden y los líderes de la mayoría de los países árabes de Oriente Medio.

En la declaración final de ese encuentro se celebra la tregua, que expira a principios de agosto, y se hace un llamamiento a todas las partes a sentarse a negociar una solución política al conflicto armado bajo los auspicios de la ONU.

Durante la tregua se puso fin a los bombardeos de la aviación saudí contra posiciones hutíes, se levantó el bloqueo petrolero de los puertos controlados por los insurgentes y se permitieron por primera vez en casi seis años vuelos comerciales en el aeropuerto internacional de la capital yemení, Saná, también bajo su control.

Por el contrario, se ha acusado a los rebeldes de no haber cumplido con su principal compromiso, el desbloqueo de los accesos a Taiz.

La tregua, que entró vigor en abril y se renovó por otros dos meses en junio, ha supuesto el alivio más largo para un país en guerra desde que en 2014 los hutíes ocuparon amplios territorios del país, incluida la capital, y un año después intervino una coalición militar encabezada por Arabia Saudí en apoyo del Gobierno reconocido internacionalmente, agravando el conflicto.

Este conflicto es considerado por la ONU como la mayor catástrofe humanitaria del planeta, con el 80 % de su población necesitada de algún tipo de asistencia.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.