Haití ante un aumento general de precios debido a la guerra en Ucrania

AL FILO DE LAS NOTICIAS

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, dijo este viernes en un mensaje a la nación que su país teme el impacto que la guerra entre Rusia y Ucrania tendrá en Europa en momentos en los que Haití hace frente a una crisis política y socieconómica sin precedentes.

«El país corre el riesgo de sufrir un fuerte impacto debido a la guerra que ha estallado entre Rusia y Ucrania. Esto está empezando a aumentar todos los precios en todo el mundo y aquí en nuestro país», afirmó.

Henry advirtió que en Haití «el precio del combustible subirá, también el de la harina, el de los fertilizantes y existe la posibilidad de que el precio de muchos otros productos también suba».

Condena invasión Rusa

El jefe de Gabinete haitiano recordó que al inicio del conflicto el país realizó ajustes en los precios de los combustibles en base a 85 dólares por barril, mientras que hoy el crudo se cotiza en 125 dólares.

«Esto nos va a causar muchas dificultades y sabemos que no se puede hacer otro gran ajuste», dijo Henry, quien informó que estaba «trabajando» con miembros de su Gobierno para ver cómo gestionar la situación.

«Vuelvo a pedir a Rusia que deje de bombardear a Ucrania, que respete la independencia de su vecino y que dé una oportunidad a la diplomacia para que vuelva la paz», añadió.

Consideró que el cese de hostilidades beneficiará a ambos países y «al mundo entero», incluido Haití.

Busca alcanzar acuerdo con el FMI


De acuerdo a Henry, para que el Gobierno auxilie a los más pobres, el país debe hacer todo lo posible para que llegue mucho más dinero a las arcas del Estado.

«El Estado pierde cada año más de 1.000 millones de dólares (por evasiones) en las aduanas y en el Departamento de Impuestos Generales. A todos los que cometen contrabando y a los que no pagan sus deudas les digo que no podemos dejar que la gente perezca», advirtió.

Henry recordó que la semana pasada Haití inició conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que estas «fueron bien», por lo que vaticinó que se «debería» llegar a un acuerdo con el organismo crediticio en los próximos días.

«Tras la firma del acuerdo, todas las instituciones financieras internacionales o bilaterales que han dejado de ayudar a Haití podrán volver a apoyarnos», afirmó.

«Esto será un gran alivio para el presupuesto del Estado en estos tiempos difíciles que se avecinan», continuó. «Por desgracia, estos tiempos difíciles llegarán en un momento en que todas nuestras instituciones son disfuncionales».

Lamenta los estragos de la inseguridad  

Durante su discurso, Henry dijo que el tema de la inseguridad preocupa mucho a su Gobierno y a la población. Dio seguridades de que su administración «no participa en la protección de los bandidos» que siembran el terror en el país.

«Nuestro país se enfrenta a muchos problemas. Además del alto costo de la vida y el desempleo, la inseguridad y el secuestro son nuestras dos mayores preocupaciones, que causan mucho estrés y consumen toda la economía que una persona tiene e incluso nos hacen gastar lo que no tenemos», admitió.

Dijo que sabe por lo que está pasando la población porque el problema le afecta personalmente. Afirmó que «escucha el sufrimiento» de la gente cada vez que secuestran una madre, un padre, un hijo, un hermano, una hermana.

«Es toda una familia la que es víctima. Es toda la sociedad la que se ve afectada porque los gánsters no respetan nada ni a nadie», lamentó.

En ese orden, opinó que el Estado debe retomar el control de todo el territorio nacional.

«Esto es demasiado. El miedo debe cambiar de bando», agregó.

Llama al diálogo

Henry reveló que de la «escuela política» de la que procede, el diálogo es la mejor manera de resolver los problemas en general, los problemas políticos en particular.

«Siempre lo he hecho y esto es lo que he hecho desde que asumí el Fobierno. Sigo tendiendo la mano a todos mis compatriotas que quieran ver a Haití salir de la crisis en la que se encuentra», dijo.

«Lanzo un llamado solemne a todos los partidos políticos incluyendo, especialmente, a los compatriotas del Acuerdo Montana y a los del acuerdo de Pensilvania (…) al sector privado formal e informal, al sector religioso, a la sociedad civil en general, para que todos vengan a sentarse a construir un amplio consenso sobre cuestiones fundamentales para el futuro del país», expresó.

Abogó por la redacción y adopción de una nueva Constitución y la organización de unas «buenas elecciones» para que el pueblo haitiano pueda elegir a sus dirigentes con total libertad.

Para henry no debería ser «demasiado difícil» alcanzar un acuerdo sobre esos temas.

«Nadie tiene EL derecho a vetar el futuro del pueblo haitiano», expuso y afirmó que contaba con la buena fe de todos los actores para salvar la democracia en el país.

«Es en el diálogo donde debemos buscar y encontrar las soluciones adecuadas», apostilló. EFE

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.