Bajo alerta de inundaciones repentinas todo el sureste de Puerto Rico

AL FILO DE LAS NOTICIAS

SAN JUAN.- Los efectos de la tormenta tropical Fiona, que está a punto de convertirse en huracán, ya se dejan sentir con fuerza en Puerto Rico, donde todo el sureste de la isla está bajo aviso de inundaciones repentinas.

El Servicio Nacional de Mateorología (SNM) emitió esta advertencia para Humacao, Maunabo, Naguabo, Patillas, Yabucoa, Aibonito, Arroyo, Cayey, Coamo, Guayama, Juana Díaz, Ponce, Salinas, Santa Isabel y Villaba.

En Yabucoa, ha habido ya ráfagas de viento de hasta 70 millas por hora (110 kilómetros por hora) y en Maunabo, de 64 millas, según los datos publicados en Twitter por el SNM.

La agencia alertó a estas zonas ante lluvias fuertes y deslizamientos de tierra, así como inundaciones repentinas amenazantes en riachuelos, carreteras y áreas urbanas bajas y de drenaje deficiente.

Los ríos de la zona estaban bajo supervisión desde ayer debido al aumento de sus caudales y, en esta jornada, preocupa especialmente la situación del río Blanco, en Naguabo.

Su caudal ha sobrepasado el nivel de inundación, según el SNM, que urgió a las comunidades que viven a lo largo del río, sobre todo en áreas propensas a inundaciones, a considerar moverse a un lugar más alto de inmediato.

Con vientos máximos sostenidos de 70 millas o 110 kilómetros por hora, la tormenta ha ganado fuerza y se espera se convierta en huracán categoría 1 cuando llegue a Puerto Rico.

El gobernador de la isla, Pedro Pierluisi, proclamó el estado de emergencia estatal y solicitó ayer a Washington la declaración de emergencia federal, algo que aprobó este domingo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.