Plan desarme de la población se iniciará mañana en el país

AL FILO DE LAS NOTICIAS

Santo Domingo .- A inicios del mes en curso, el ministro de Interior y Po­licía Jesús “Chu” Vásquez Martínez anunciaba que se­ría el domingo 16 de mayo en que iniciaría el plan de desarme a la población, co­mo parte de la nueva políti­ca de Seguridad Ciudadana realizada por el presidente Luis Abinader.

Sin embargo, con ese domingo justo encima, hasta el momento el pro­ceso de la logística se des­conoce. A pesar de los es­fuerzos de reporteros de este diario, al instante de la publicación de este es­crito no se sabía en qué zona del país iniciaría el proceso de desarme vo­luntario ni tampoco los puntos que utilizarían pa­ra ese procedimiento.

“Estamos ultimando de­talles para todo lo relati­vo”, fue lo único respon­dido por la dirección de comunicaciones del minis­terio sin revelar otros deta­lles sobre el tema.

El “Plan Nacional de Desarme por la Paz” busca “recoger” de las calles las armas ilegales que están en “manos de personas desaprensivas” y que aten­tan contra la seguridad ciu­dadana.

Cuatro fases
Lo que hasta el momento se sabe es que el plan contará con cuatro fases para garan­tizar su funcionalidad.

La fase uno será donde se promoverá el rigor legal de los procesos para otorgar li­cencias para porte y tenen­cias de armas, mientras que en la fase dos se implemen­tará el programa de entre­gas y municiones de mane­ra voluntaria.

En la fase tres, Interior y Policía pondrá en marcha un programa de regulariza­ción de licencias de porte y tenencia de armas de fuego para que los titulares de li­cencias que no están al día con el pago de las tasas co­rrespondientes y/o no han renovado su permiso, lo lle­ven a cabo en un plazo que dispondrá por vía resolutiva el Ministerio.

La última fase dispondrá de un plan estratégico pa­ra la localización de las ar­mas registradas para validar su estado legal de tenencia, así como la persecución de aquellas que no estén regis­tradas.

Los incentivos
El viceministro de Con­trol de Armas de Fuego y Municiones, Víctor Castro, afirmó que los incentivos a quienes entreguen las armas dependerán de la comuni­dad donde se realice el ope­rativo, ya que el mismo será implementado en conjunto con líderes comunitarios, a fin de crear un ambiente de confianza para las personas que entreguen sus armas.

“Nosotros pensamos ha­cer una intervención inte­gral donde, por ejemplo, en un barrio donde el tendido eléctrico esté destruido, hay pocas bombillas, nosotros le reparamos el tendido eléctri­co, le ponemos las bombillas, le intervenimos el barrio, le arreglamos las calles, la ace­ra, los contenes”, explicó el funcionario. No obstante, se­ñaló que esto no significa que no puedan entregar incenti­vos individuales en ocasio­nes, dependiendo de la situa­ción de quien lo haga.

 CLAVES
Armas de fuego.

A mediados de marzo, el Ministerio de Interior y Policía reportó que hay 238,000 armas de fuego en el sistema de la Direc­ción de Armas de la en­tidad y que sólo 50,000 de estas han sido reno­vadas correctamente.

Criminalidad.
Al parecer el presidente Abinader busca eliminar las armas de fuego en la población civil, para re­ducir los crímenes. Esa estrategia fracasó en pa­sados gobiernos, como en el primer mandato de Leonel Fernández, cuan­do el secretario de Inte­rior y Policía, Norge Bo­tello, anunció el desar­me de la población civil para reducir los asaltos y atracos.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.