Sepultan al profesor de Villa Riva encontrado muerto; piden una profunda investigación

AL FILO DE LAS NOTICIAS

VILLA RIVA.- En medio de llanto, pesar y con un acto de despedida en el Liceo Técnico Profesional Juan Pablo Duarte, dieron ayer el último adiós al profesor Francisco Castro Mejía, quien fue sepultado en el cementerio municipal de Villa Riva.

Cientos de personas acudieron al sepelio del educador en Ciencias Sociales, cariñosamente conocido como Papito.

Los familiares, maestros y estudiantes demandan se investigue a profundidad la muerte, de quien definieron como un líder.

Castro Mejía fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza, la mañana del martes, en el interior de su vivienda, ubicada en la comunidad Chiringo de la referida localidad.

Los villarivenses han puesto en duda la versión del suicidio, por lo que demandan experticias más profundas al respecto.

¿Suicidio u homicidio?

A Castro Mejía le robaron su motor y el dinero que había sacado del banco, según versiones locales.

Una foto enviada a este medio muestra al educador ensangrentado y acostado en su cama con una pistola debajo de una toalla, por lo que se presume que no se trató de un suicidio como se informó en principio.

También se supo que tenía dos pistolas, una de las cuales aún no ha sido hallada, y que lo habían estafado en el banco donde tenía su cuenta, por lo que decidió sacar sus ahorros.

No tenía esposa y vivía con su madre en la comunidad de Chiringo.

El día trágico, su madre lo encontró muerto y ensangrentado en su habitación, y dio la voz de alarma.

Castro Mejía impartía docencia en el Liceo Técnico Profesional Juan Pablo Duarte de Villa Riva, donde recibió el último adiós. Poco después fue enterrado.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.