Los escándalos que han opacado a la Dican

AL FILO DE LAS NOTICIAS

El Consejo Superior de la Policía Nacional creó en 2008 la Dirección Central de Narcóticos (Dican) con la misión de enfrentar el microtráfico de drogas. Este lunes, el presidente Luis Abinader dispuso su eliminación.

Abinader argumentó que ya se tiene en el país un organismo designado para prevenir y reprimir el consumo, distribución y tráfico ilícito de drogas y sustancias controladas, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Escándalos

Desde antes de existir la Dican, el departamento de la Policía que atacaba al narcotráfico estuvo en algunas controversias. Uno de esos alborotos se produjo en los años 80, que terminó con el desmantelamiento del departamento de la Policía Nacional que tenía que ver con drogas. El entonces director de esa unidad, coronel Aridio Descartes Pérez, y otros agentes, fueron vinculados en la pérdida de 40 libras de marihuana y distraer cocaína del depósito a su cargo.

Esto provocó quitarle a la Policía Nacional el manejo de los casos de drogas y, en 1988 se promulgó la Ley 50-88, que creó la DNCD, la cual tenía la exclusividad en el combate de drogas, hasta 2008, con el establecimiento de la Dican.

Tras su creación, la Dican ha estado envuelta en escándalos que involucran la desaparición de grandes volúmenes de drogas y denuncia de supuesta implantación de sustancias en los barrios, principalmente, a los jóvenes.

En el año 2010, el jefe de la Dican en la provincia Santiago, coronel Franklin Peralta, fue sorprendido, junto a unas 12 personas más, en una transacción de drogas y, según revelaron las autoridades, se daría tumbe a un agente de la DNCD.

Ese mismo año, el jefe antinarcóticos de la Policía en San Francisco de Macorís, mayor Miguel Rodríguez, fue apresado con 440 kilos de cocaína junto a otros cinco hombres.

A finales de diciembre de 2014, el capitán Gilberto Abreu Guzmán, quien era jefe de la Dican en Dajabón, fue apresado en Santiago con 24 libras de marihuana.

Uno de los mayores escándalos ocurrió a inicios de 2015, con la investigación del Ministerio Público sobre la desaparición de 1,200 kilos de cocaína incautados en diferentes operativos y no reportadas por agentes de la Dican.

El jefe de la Dican en ese momento, Carlos Fernández Valerio, fue cancelado y sometido a la justicia. También hubo fiscales involucrados en el caso.

Instituciones como la Alianza Dominicana Contra la Corrupción (Adocco) pedían la eliminación de la Dican, pues entendía que era contraria a la ley que creó la DNCD y que era un obstáculo en la lucha efectiva de persecución del macro y microtráfico.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.