Trump es hospitalizado y recibe droga experimental para combatir COVID-19

AL FILO DE LAS NOTICIAS

EE.UU.- Después de recibir diagnóstico positivo al COVID-19, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue hospitalizado “por precaución” y recibió de su médico presidencial, Sean Conley, una dosis de ocho gramos del cóctel experimental de anticuerpos conocido como REGN-COV2.

Este tratamiento experimental, de la farmacéutica Regeneron, fue implementado en Trump luego de iniciar una terapia con el antiviral Remdesivir, en el hospital donde recibe atenciones.

Conley ha reconocido que Trump siente fatiga, mientras que medios estadounidenses han informado que el presidente ha tenido fiebre durante todo el día.

La de este viernes fue una jornada frenética en Washington, con rumores sobre la salud de Trump y rastreo de sus contactos recientes, como el demócrata Joe Biden, que anunció que se había sometido a una prueba con resultado negativo.

Por la tarde y casi por sorpresa, el mandatario fue trasladado en helicóptero al hospital militar Walter Reed, en Maryland, donde permanecerá ingresado por tiempo indefinido ejerciendo sus funciones desde las oficinas presidenciales del centro médico.

Minutos antes Trump había salido caminando delante de las cámaras de televisión al jardín de la Casa Blanca para tomar el helicóptero que le ha trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en la que ha sido su primera aparición pública tras confirmarse la pasada madrugada su positivo por coronavirus.

Trump abandonó la mansión presidencial con una mascarilla, saludando a las cámaras y levantando el pulgar.

Anteriormente, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, había informado que el presidente, de 74 años, iba a ser trasladado por unos días al hospital, ubicado en Bethesda (Maryland), a las afueras de la capital estadounidense, por “precaución”.

“El presidente Trump permanece con buen ánimo, tiene síntomas leves y ha estado trabajando durante todo el día. Por precaución y por recomendación de su médico y expertos, el presidente trabajará desde las oficinas presidenciales del (hospital) Walter Reed los próximos días”, dijo McEnany.

Antes de los positivos de Trump y de la primera dama, Melania Trump, se conoció el de la asesora Hope Hicks, pero este viernes se ha informado de otras infecciones en el entorno presidencial que podrían haber ocurrido varios días atrás, como los senadores Mike Lee y Thom Tillis.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.