¿Será Nelson Cruz el primer bateador designado en ganar el MVP en las Grandes Ligas?

AL FILO DE LAS NOTICIAS

INTERNACIONAL.- Que un bateador designado conquiste el premio al Jugador Más Valioso en una temporada de Grandes Ligas, ha sido una misión imposible, debido al poco respaldo recibido por parte de los periodistas que tienen derecho al voto para esta distinción, pero la temporada que ha estado desarrollando el dominicano Nelson Cruz lo colocan en una muy buena posición como lo indica Las Mayores en el siguiente reportaje.

Después de empujar 130 carreras y de cualquier forma terminar de cuarto en las votaciones para Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2018, el bateador designado de los Medias Rojas, J.D. Martínez, se sintió comprensiblemente pesimista sobre su posición.

“Para que un BD gane el JMV”, le dijo a un grupo de reporteros la primavera siguiente, “va a tener que caminar sobre el agua”.

Bueno, la verdad es que el dominicano Nelson Cruz no ha hecho eso en el 2020. Pero pareciera haber hecho lo suficiente para volver a poner sobre el tapete el tema del designado y el premio al JMV. A los 40 años, Cruz sigue sobresaliendo en su posición y es imposible hacer una lista de candidatos al JMV de la Americana sin incluirlo.

Antes de seguir con Cruz, un poco de historia: Ningún jugador ha sido JMV en una temporada en la que fue principalmente bateador designado. El que estuvo más cerca fue Don Baylor con los Angelinos en 1979, cuando ganó el galardón tras iniciar 97 juegos en los jardines y 67 como designado.

Y en sólo seis ocasiones un BD ha terminado entre los primeros tres en la votación del JMV de la Americana (lo que ahora llamamos los “finalistas”):

1993: Paul Molitor, 2nd
1995: Edgar Martínez, 3rd
2000: Frank Thomas, 2nd
2005: David Ortiz, 2nd
2006: Ortiz, 3rd
2014: Victor Martínez, 2nd

Viendo cada una de esas campañas individualmente, el hecho de que ningún BD haya ganado este premio es defendible. A ninguno de esos seis lo “robaron”. Y las preocupaciones de los votantes sobre el rol del designado son comprensibles. Un jugador que defiende una posición defensiva puede perder valor si no defiende bien. El BD no tiene ese problema. Si produce en el plato, eso es todo lo que veremos de él.

En condiciones normales, yo estoy de acuerdo con eso y no haría mucho esfuerzo en armar un argumento para apoyar a un BD en la lucha por el premio al JMV.

Pero todo es diferente en el 2020, incluyendo el argumento a favor de Cruz. Por el bien de la conversación, vamos a presentarlo:

1) Cruz ha sido el mejor bateador de la Americana
Si un BD va a ganar este premio algún día, sobra decir que más le vale ser el mejor cañonero de su liga.

Cruz ha cumplido con eso hasta ahora. Tras la jornada del jueves, tiene slugging de .634, OPS de 1.040 (sólo por detrás de DJ LeMahieu en la L.A) OPS+ de 180 y wRC+ de 173, estando en la lucha por el título de jonrones con 16. Ese OPS+, por cierto, sería el segundo mejor de la historia para un BD, sólo por detrás del 185 del puertorriqueño Edgar Martínez en 1995.

Las 32 empujadas de Cruz lo colocan lejos del liderato en el Joven Circuito. Pero batea .313/.421/.688 con dos outs y corredores en posición de anotar. Entonces, no tiene sentido lamentarse mucho por su puesto en el ranking de impulsadas.

2) Cruz ha sido el mejor jugador de un buen equipo
Esto también es importante. Un designado no puede darse el lujo de que su argumento se complique porque comparta el centro del escenario con un compañero de equipo, ni porque juegue en un club sin aspiraciones.

Las lesiones y un comprensible bajón de nivel han evitado que los Mellizos hayan sido el mismo club del 2019. Con Josh Donaldson fuera todo el mes de agosto por una lesión en la pantorrilla derecha, el dominicano Miguel Ángel Sanó (.821) es el único bateador calificado en los Mellizos, más allá de Cruz, con un OPS mejor que .800.

Entonces, el impacto de Cruz ha sido crucial para que Minnesota esté luchando otra vez por el título de la División Central de la Liga Americana.

3) El WAR no le juega necesariamente en contra
Para bien o para mal, justa o injustamente, las Victorias sobre el Reemplazo (WAR, por sus siglas en inglés) ha tomado una importancia muy grande en la forma en la que los votantes llenan sus papeletas para el JMV. En un año normal, eso básicamente mata cualquier posibilidad de que un BD gane el premio.

Pero esta temporada corta del 2020 evita que Cruz se vea sobrepasado por completo en WAR. De acuerdo con FanGraphs, Cruz tiene 2.0, mientras que el líder de la liga, Anthony Rendón, tiene 2.5. En el conteo de Baseball-Reference está un poco más lejos, 1.7 por 2.7 del cubano José Abreu. Pero no es una situación como la que encontró Martínez en el 2018, cuando su bWAR de 6.5 estaba casi cuatro victorias por detrás del 10.6 de su compañero de equipo y eventual JMV, Mookie Betts. Este año simplemente no hay suficientes juegos para que pase algo así.

4) El panorama de la lucha no está claro
El argumento de Cruz para ser JMV se pone interesante de verdad cuando se consideran las complicaciones asociadas con los candidatos de otros equipos.

Tenemos que empezar con Trout, quien volverá a atraer una buena dosis de votantes con otro año monstruoso. Pero a diferencia del 2016 y del 2019, Trout no está sólo en suficientes categorías como para obligar a que se obvie la mala campaña de los Angelinos. Y yendo más allá de eso, ahora tiene un compañero de equipo, Rendón, que tiene tantos o más argumentos que él, y que de hecho lo aventaja en las dos versiones de WAR.

En cuanto a los candidatos de los equipos clasificados o en la batalla por la clasificación, el tema está bien enredado:

Medias Blancas: Tim Anderson (fwar de 2.4) y Abreu (2.1) son dos sólidos aspirantes. Pero no están solos. Juegan con los Medias Blancas. Hasta los propios fanáticos del equipo tienen problemas para ponerse de acuerdo en quién ha sido el JMV del club. Los votantes enfrentarán el mismo dilema, así que Anderson y Abreu tienen una buena posibilidad de quitarse votos el uno al otro.

Indios: El abridor Shane Bieber es su mejor candidato. Pero la Tribu ha perdido dos de los últimos tres juegos que él ha iniciado, lo que no lo va a ayudar en nada tomando en cuenta lo difícil que ya de por sí es que un lanzador gane del premio.

Yankees: DJ LeMahieu (1.7 fWAR) y Luke Voit (1.5) tienen los mejores argumentos, pero no parecieran estar al frente de la carrera y, al igual que los muchachos de los Medias Blancas, podrían afectarse entre ellos.

Atléticos, Rays y Azulejos: El éxito de estos clubes se ha basado más en el trabajo colectivo que en los números individuales de sus estrellas. Brandon Lowe de los Rays y el dominicano Teóscar Hernández de los Azulejos son probablemente los candidatos con más opciones entre estos tres equipos.

Astros: ¿Quién es su JMV? ¿Dusty Baker?

Incluso si la posición de Cruz evita que sume muchos votos para el primer lugar, es posible que termine sacando suficientes puntos por los votos al segundo puesto para terminar arriba en una boleta cerrada.

5) Cruz está haciendo todo esto a los 40 años
Ésta no es una razón para votar por Cruz. Pero ciertamente, es un motivo para valorar aun más lo que está haciendo. Si ganara el galardón, no sólo sería el primer designado a tiempo completo en llevarse el JMV, sino también el de más edad, por tres semanas de diferencia. Barry Bonds, quien nació un 24 de julio de 1964, tiene esa distinción por haber sido JMV de la Nacional en el 2004 a los 40 años. Cruz nació el 1ro de julio de 1980.

Mientras tanto, el dominicano Fernando Tatis Jr. probablemente se lleve el premio al JMV de la Nacional a los 21 años. Como lo leen: En el mismo año, podríamos tener el JMV de más edad de la historia y también el más joven—ambos quisqueyanos–además del primer BD en serlo.

Y Cruz quizás no termine necesitando caminar sobre el agua para lograrlo.

!Compartir este artículo a través de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.