Sentencian a 25 años excarcelero boricua por violar presas dominicanas en cárcel de Brooklyn

AL FILO DE LAS NOTICIAS

NUEVA YORK._ El juez de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Kiyo Matsumoto, condenó a 25 años en la cárcel al exteniente boricua Eugenio Pérez, quien era un supervisor de guardias custodios en el Centro Metropolitano de Detención (MCC), la cárcel federal en Brooklyn en la que violó a varias reclusas dominicanas.

Pérez, cometió los abusos casi a diario en complicidad con el oficial dominicano Armando Moronta, quien se declaró culpable el año pasado y fue sentenciado a 10 años en octubre  de 2018.

Otra de las víctimas es la ecuatoriana Gladys Sánchez Loqui, quien también testificó en el juicio.

“Muchas gracias por presentarse y decir su verdad”, le dijo el juez a una dominicana identificada en la corte con como Jane Doe 3. “El jurado te escuchó”, añadió el juez a la víctima.

“Todo lo que hice fue decir la verdad”, respondió la mujer sollozando.

Cuatro mujeres testificaron por separado que fueron forzadas a practicar sexo oral con Pérez en 2016 mientras estaban bajo custodia en el MCC.

El ex teniente, de 49 años fue arrestado después de que todas las mujeres dieron descripciones similares y coincidentes sobre el tamaño del pene de Pérez, que calificaron de “asqueroso” y “enorme”, por lo que lo apodaron “Caballo”, y los investigadores federales obtuvieron una orden judicial que lo obligó a bajarse  los pantalones para verificar lo dicho por las reclusas violadas.

“No estaba circuncidado. Es muy grande, y como un gancho.  Es enorme y curvo”, testificó una de sus víctimas durante el juicio de dos semanas.

Otra describió el pene de Pérez como un “olor muy fuerte” que casi la hizo vomitar.

Los jurados, que se vieron obligados a mirar fotos del pene, declararon a Pérez culpable de  23 cargos, incluido el abuso sexual agravado y el abuso sexual de presas bajo su custodia.

Pérez lloró amargamente cuando rogó clemencia al tribunal y mantuvo su inocencia.

“Pido piedad, no solo para mí sino para mi familia”, clamó el ex teniente boricua entre lágrimas.

El juez  Matsumoto declinó sentenciar al ex oficial a cadena perpetua, que pidieron los fiscales.

“Estas mujeres eran vulnerables y el señor  Pérez les dijo más de una vez, no denuncien esto, y si lo hacen, nadie les creerá”, dijo el juez antes de condenarlo.

Como parte de la sentencia, Pérez, también tendrá que registrarse como delincuente sexual en el Banco de Datos de Violadores del Estado de Nueva York.

Su abogado dijo que planea apelar la sentencia, calificándola de “injusta”.

¡Compartir este artículo a traves de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.