Harden logra doble-doble y Rockets dominan a los Jazz; vuelve Rubio

AL FILO DE LAS NOTICIAS

HOUSTON, EE.UU.- La figura del escolta James Harden se hizo sentir de nuevo en el juego de los Rockets de Houston al aportar un doble-doble de 29 puntos y 10 asistencias que les ayudó a vencer por 122-90 a los Jazz de Utah en el partido inicial de la serie de primera ronda de los playoffs de la Conferencia Oeste.

Aunque tuvo problemas con las personales, Harden fue el líder que hizo posible que los Rockets se mantuviesen al frente del marcador la mayoría de partido con una ventaja cómoda de al menos 10 puntos hasta que el tercer periodo los Jazz la redujeron a cinco.

Pero ahí fue donde surgió la inspiración encestadora de Harden y los Rockets reaccionaron para acabarlo con 15 puntos de ventaja y de nuevo en el cuarto una racha de 9-2 sentenció el partido a favor del equipo de Houston que se aseguró la victoria y la ventaja de 1-0 en la serie.

Los Rockets se colocaron con un parcial de 108-86 y ambos entrenadores, Mike D’Antoni, de los Rockets, y Quin Snyder, de los Jazz dieron por bueno que todo estaba decidido y sentaron a los titulares para que saliesen los reservas.

El segundo partido se jugará el miércoles en el mismo escenario del Toyota Center.

Junto a Harden, el resto de los titulares de los Rockets también hizo su labor en ataque y anotaron al menos 10 puntos, encabezados por el escolta Eric Gordon que aportó 17 tantos.

Mientras que el pívot suizo Clint Capela consiguió un doble-doble de 16 tantos, 12 rebotes y dos asistencias que lo dejaron como el mejor de los Rockets en el juego interior.

El base Chris Paul, que hizo su mejor baloncesto en el tercer período cuando superó el marcaje del español Ricky Rubio, llegó a los 14 puntos y repartió siete asistencias.

La siempre sacrificada labor de equipo del alero PJ Tucker también lo dejó con otros 11 puntos, los mismos que tuvieron los reservas Danuel House Jr. y el ala-pívot Kenneth Faried, quien mostró su presencia en el juego interior al capturar seis rebotes.

Los Rockets como equipo acabaron con un 51 (48-95) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 37 (15-41) % de triples, comparados al 39 (30-77) y 26 (7-27), respectivamente de los Jazz.

El pívot francés con un doble-doble de 22 puntos y 12 rebotes fue el líder de los Jazz, que nunca pudieron con la defensa de los Rockest ni tampoco encontraron la manera de frenar el ataque del equipo de Houston.

El escolta Donovan Mitchell tampoco pudo ser factor ganador al anotar 19 puntos, pero falló 11 de 18 tiros de campo, incluidos cuatro de siete desde fuera del perímetro.

Rubio, que comenzó brillante e inspirado, hizo los dos primeros puntos del partido, luego fue de más a menos como el resto del equipo y acabó con 15 tantos en los 32 minutos que estuvo en la pista del Toyota Center.

El jugador de El Masnou, que volvió con el equipo y la titularidad tras perderse cuatro de los últimos cinco partidos de la temporada regular por una contusión muscular, anotó 5 de 11 tiros de campo, incluido un triple de tres intentos, y estuvo perfecto (4-4) desde la línea de personal.

Rubió también capturó tres rebotes defensivos, repartió seis asistencias, como líder del equipo en esa faceta del juego, recuperó dos balones, perdió otros dos, y cometió tres faltas personales.

El internacional español la pasada temporada no pudo jugar con los Jazz la serie de semifinales que también disputaron ambos equipos al estar lesionado, y que los Rockets ganaron por 4-1 a mejor de siete.

Otro base, el brasileño Raúl Neto, le dio minutos de descanso a Rubio y jugó 12, en los que se fue sin anotación al fallar los dos tiros de campo que hizo, pero capturó dos rebotes defensivos, dio una asistencia y cometió una falta personal.

“Se cual es mi labor dentro del equipo y estoy contento de como hago las cosas”, declaró a EFE Neto. “Esta noche las cosas no le salieron al equipo como queríamos, pero es un primer partido de una serie de siete”.

Los Jazz esperan que el segundo partido sea una historia muy diferente tras haber aprendido la lección que los Rockets son una máquina de hacer puntos que no permite que el rival tenga ninguna pérdida de concentración en el juego defensivo si quiere mantenerse en el partido y luchar por el triunfo.

“Cometimos errores de no anotar en el tercer período y eso no lo puede hacer con un rival como los Rockets”, reconoció Snyder. “Tenemo que hacer buena defensa y mejor ataque durante todo el partido”

¡Compartir este artículo a traves de nuestras redes sociales!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.