Soltarán presos de más de 55 y con enfermedades crónicas en NY

AL FILO DE LAS NOTICIAS

NUEVA YORK._ El Gobernador estatal de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que busca establecer un programa de libertad condicional “geriátrica”, para liberar a miles de presos con más de 55 años de edad, con enfermedades crónicas y que hayan cumplido la mitad de sus sentencias.

Cuomo dijo que de esa forma, el Estado se ahorraría alrededor de $400 millones de dólares al año que está gastando en medicamentos para esos reos.

“Es hora de dejarlos ir”, dijo Cuomo en referencia a los reclusos mayores de 55 que padecen afecciones de salud graves y que no pueden valerse por sí mismos.

El gobernador de Nueva York dijo que tal medida sería humana y ahorraría dinero a los contribuyentes.
“La política no es solo compasiva. Es rentable y no incluye la seguridad pública”, dijo el abogado de Cuomo, Alphonso David, y señaló que la tasa de reincidencia para los presos mayores es sustancialmente menor que para los más jóvenes.

Para ser elegible, los presos tendrían que haber cumplido al menos la mitad de sus condenas.

Los asesinos condenados y los presos que cumplen cadena perpetua sin libertad condicional no se incluirán.

El estado ya tiene un programa de liberación médica, pero está restringido en gran medida a los enfermos terminales y aquellos con problemas cognitivos serios.
“Esto amplía los criterios”, dijo David.

El estado paga actualmente el 100 por ciento de las facturas médicas de los reclusos, que suman $400 millones al año, según un informe publicado el año pasado por el Contralor de la ciudad Tom DiNapoli.

Y otro reporte de la Asamblea Estatal reveló que cuesta aproximadamente $100,000 al año para mantener a un recluso con más de 55 años de edad.
Y los costos médicos de las prisiones estatales aumentaron en un 20 por ciento en tres años, dijeron funcionarios.

El Medicaid cubriría muchas de las facturas de los ex convictos fuera de la prisión. Eso proporciona grandes ahorros al estado porque el Gobierno federal cubre una gran parte de ese programa de salud.

La ley federal prohíbe que los reclusos reciban los beneficios de Medicaid.

¡Compartir este artículo atraves de nuestras redes sociales!

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *