José Reyes, de 2006 a 2017, único criollo que estará presente en cuatro Clásicos

JOSE-REYES

AL FILO DE LAS NOTICIAS.- SANTO DOMINGO. El jueves, una vez confirmado que su nombre fue inscrito para disputar el Clásico Mundial de Béisbol, José Reyes lo celebró subiendo una foto suya sonriente (como acostumbra) junto a Tony Peña de la pasada edición (2013) en su cuenta de Instagram, esa plataforma que con imágenes fijas o en movimiento se acomoda al lenguaje de los atletas no muy expresivos con las palabras.

Ayer, Reyes continuó actualizando su cuenta con un vídeo que recorre alguno de sus mejores momentos en el certamen.

“La Melaza” será el único integrante que habrá visto verá acción en las cuatro ediciones de ese certamen, que vino a hacer realidad el prolongado sueño de millones de dominicanos de verse representado con sus mejores hombres en el deporte que más aman.

Desde ese primer experimento en 2006, cuando Manny Acta apenas lo puso de titular en un partido (ante Italia en primera ronda) de siete posibles, ya que el dueño de la posición fue Miguel Tejada, pasando por la frustración de 2009, hasta topar la gloria en 2013 cuando fue clave, Reyes siempre ha estado disponible al llamado de la patria.

Fue en la más reciente edición que se vio la mejor versión del versátil jugador, que quedó como el torpedero del equipo estrella del certamen, distinción que también lograron Edwin Encarnación (1B), Robinson Canó (2B), Nelson Cruz (OF) y Fernando Rodney (cerrador). Rodney también estuvo en el equipo de 2006, pero faltó en 2009.

El gran torneo de Reyes en 2013 comenzó a sentirse en el primer y clave partido cuando se fue de 5-4 con dos anotadas ante Venezuela con Aníbal Sánchez en el montículo para la victoria 9-3 en San Juan, Puerto Rico.

Cuando los criollos perdían ante Italia (4-0) en el tercer capítulo en el arranque de la segunda ronda, un jonrón solitario suyo fue la bujía para la remontada (5-4). En esa etapa, en el histórico choque ante los Estados Unidos en Miami,pegó un hit remolcador clave para el 3-1.

Ya en la semifinal ante una Holanda que amenazaba con volver a enterrar el sueño, disparó dos imparables, y remolcó una vuelta en ese quinto episodio donde los quisqueyanos dieron vuelta al marcador con un ramillete de cuatro vueltas y ganar 4-1.

Para coronar el gran torneo, un triple suyo se convirtió en una carrera y también bateó un doble en el juego final contra Puerto Rico (3-0) en el AT&T Park de San Francisco.

Además de él, de ese primer equipo que jugó hace 11 años sólo cinco jugadores siguen activos en las Grandes Ligas: Adrian Beltré, Bartolo Colón, Albert Pujols, Francisco Liriano y Fernando Rodney.

El Reyes que jugó en ese primer Clásico con 22 años tenía como principal carta de presentación los título de robos (60) y triples (17) de 2005 y a sus cuentas apenas habían sido girados US$639,500 por los Mets.

Pero desde entonces sumó otros dos cetros de estafas, tres de triples, uno de incogible, uno de bateo, pasó por tres equipos antes de regresar a Nueva York en 2016, estuvo suspendido por un caso de violencia doméstica que puso en peligro su carrera y amenazó con quitarle la sonrisa eterna. Ha ganado tanto dinero en el trayecto (US$136 millones) que dice en una canción urbana con más de un millón de reproducciones en YouTube, “tengo un par de vaina a mi nombre que ni siquiera sé su nombre, tengo carro que no sé ni prenderlo, cuarto que no sé ni contarlo”.

“Reyes me llamó hace meses y me dijo que quería estar en el equipo hasta para recoger los bates”, dijo Moisés Alou el jueves en una entrevista radial.

Esta vez el tiempo de juego también parece limitado para el nativo de Navarrete (Santiago) con Manny Machado en el campo corto, Beltré en segunda y Robinson Canó en la intermedia, pero Reyes se ha encargado de mantener informado a sus miles de seguidores a través de las redes de lo duro que ha trabajado en un gimnasio en Long Island.

Reyes se unirá al puertorriqueño Carlos Beltrán y al venezolano Miguel Cabrera en la lista de bigleaguers que han asistido a las cuatro ediciones.

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *