Las lluvias desplazan a miles de personas en la región Norte

llivias

AL FILO DE LAS NOTICIAS.- SANTO DOMINGO. Aunque las presas están en condiciones excelentes por la cantidad de agua almacenada para consumo y regadío, las lluvias de los últimos días han desplazado alrededor de 6,760 personas que viven en 1,352 viviendas impactadas por los aguaceros, que se espera comiencen a disminuir desde hoy. De acuerdo con el Centro de Operaciones de Emergencias se informó que los desplazados están en casas de familiares y ninguno en albergues oficiales.

Un total de 18 provincias se mantiene en alerta, 15 comunidades están aisladas y se reportó el colapso de un puente en el municipio de Altamira, en Puerto Plata, una de las provincias más afectadas por los aguaceros, además de María Trinidad Sánchez, San Pedro de Macorís y El Seibo.

En alerta amarilla fueron declaradas: María Trinidad Sánchez, Espaillat, La Altagracia, Puerto Plata y Montecristi. Mientras que en alerta verde están Juan Sánchez Ramírez, San Pedro de Macorís, Duarte, Monseñor Nouel, San Cristóbal, Monte Plata y el Gran Santo Domingo.

Puerto Plata registra los mayores daños por las lluvias y de acuerdo con un informe preliminar de la Defensa Civil, más de tres mil 300 familias afectadas y algunos tramos carreteros destruidos son la consecuencia de las inundaciones generadas por las lluvias registradas durante los últimos días.

En el municipio de Guananico, el río de la zona dejó incomunicadas a más de mil familias, según reportó el alcalde de ese lugar, Ramón Alberto Dorrejo. Mientras que en Montellano, el río Camú salió de su cauce, y ha provocado que decenas de familias perdieran sus pertenencias, así como ocasionó daños considerables a sus viviendas.

Las presas

Pero las lluvias han puesto fin a la sequía que desde hacía tres años afectaba al territorio nacional y que se agravó a tal punto que hubo que racionalizar el agua solo para consumo humano.

La buena noticia es que además del fin de la sequía, las presas están en excelentes condiciones con agua suficiente para abastecer a la población y garantizar el regadío.

El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Olgo Fernández, dijo que el 2016 ha sido muy favorable porque ha ofrecido muchos beneficios por las lluvias que han caído en casi todo el territorio nacional.

Recordó que todos los embalses estaban en estado crítico en el primer cuatrimestre, con cota mínima y algunos se estaban manejando por “tandeo” o turno de agua por tanda por la escasez del líquido.

“Hoy podemos afirmar que todas las preseas están en condiciones excelentes, por ejemplo Tavera, que es un gran embalse hasta ayer solamente tenía cuatro metros disponibles para almacenar agua. La presa de Bao solo 3.56 metros, en cambio embalses como Hatillo están vertiendo 100 metros cúbicos porque está llena”, dijo.

Otras presas que están llenas son Rincón, Blanco, Mientras que Sabana Yegua se ha recuperado de manera significativa y se espera que sea reinaugurada la próxima semana porque tiene más de 389 millones de metros cúbicos de agua.

Explicó el funcionario que todas las presas están en condiciones de garantizar el agua de la cosecha de este año y para el consumo humano en todo lo que resta del 2017.

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *