Agreden en México a líder del opositor PAN y al gobernador electo de Veracruz

MEXICO

AL FILO DE LAS NOTICIAS.- Veracruz.- El líder del conservador Partido Acción Nacional (PAN) de México, Ricardo Anaya, y el gobernador electo del oriental estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, fueron agredidos este miércoles a las afueras del Congreso estatal por un grupo de campesinos.

Minutos antes, ambos personajes, que resultaron ilesos, habían exigido a los diputados locales frenar nombramientos en áreas de anticorrupción y transparencia de individuos ligados al gobernador saliente, Javier Duarte de Ochoa, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En las elecciones del pasado 5 de junio, el PRI perdió la gobernación de Veracruz, que había mantenido por más de 80 años, frente a Yunes, candidato de la alianza opositora formada por el PAN y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Además, de los 30 diputados locales electos 13 pertenecen a la alianza PAN-PRD, ocho al PRI, otros ocho al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y uno a Nueva Alianza.

A raíz de ese descalabro electoral, el gobernador Duarte y la mayoría de diputados de su partido impulsan la designación, programada para este jueves, de un fiscal anticorrupción, cargo que recaería en Francisco Portilla Bonilla, exfuncionario del Gobierno estatal.

También nombrarían a un comisionado del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, que sería Gabriel Deantes, también exfuncionario y amigo personal de Duarte.

El gobernador electo, en conferencia de prensa en el Congreso, pidió a los actuales diputados frenar las designaciones y esperar a que asuman los nuevos legisladores para que ellos decidan.

“Veracruz demanda un cambio y ese cambio pasa por tener un Gobierno honesto y transparente, que tendremos a partir del primero de diciembre”, dijo.

A su vez, el líder nacional del PAN dijo que el partido está en contra del “paquete de impunidad” que quiere imponer Duarte.

“Lo que nosotros queremos es que los que se robaron el dinero del pueblo lo regresen y que quienes cometieron actos graves de corrupción, empezando con el gobernador, se vayan a la cárcel”, declaró.

Cuando ambos abandonaban la sede del Congreso, la camioneta en la que viajaban fue atacada a pedradas y botellazos por integrantes del Movimiento Nacional de los 400 Pueblos.

Los campesinos, comandados por César del Ángel y su hijo, el diputado local Marco Antonio del Ángel, del PRI, lesionaron al menos a un escolta, que tuvo que ser hospitalizado con una herida en la cabeza, y un trabajador del grupo legislativo del PAN. La camioneta resultó con los cristales rotos.

César del Ángel, líder del Movimiento de los 400 Pueblos, mantiene una rivalidad añeja con el gobernador electo Miguel Ángel Yunes, a quien acusa de represión y de haberlo encarcelado cuando el ahora militante del PAN era secretario general de Gobierno durante la administración de Patricio Chirinos Calero (1992-1998), del PRI.

“Yunes represor” y “Asesino de campesinos”, gritaban los campesinos.

Por la mañana, el gobernador Duarte advirtió en un comunicado de prensa que “la representación soberana del pueblo veracruzano reside en el Congreso del Estado”.

“Sus determinaciones y tiempos no pueden obedecer a presiones de ningún actor político o partido alguno, máxime cuando se trata del cumplimiento de un deber constitucional”, señaló Duarte, al tiempo que expresó su “absoluto respeto y apoyo incondicional” a los miembros de la actual legislatura.

Por su parte, la presidenta del PRI, Carolina Monroy, declaró en conferencia de prensa en la Ciudad de México que el partido no respaldará “un solo acto, un solo dicho, un solo hecho que contravenga en Estado de derecho”.

Interrogada por un periodista respecto a que el gobernador de Veracruz quiera “cuidarse las espaldas”, Monroy dijo que si bien lo que está haciendo Duarte “es jurídicamente correcto, habría que revisarse desde el punto de vista ético”.

Al preguntarle el reportero su opinión al respecto, la dirigente del partido al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto replicó: “Pienso que no es correcto porque, a los ojos de todos, no son momentos para tomar decisiones de tanta trascendencia”. EFE

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *