David Ortiz cumple promesa de jonrón a niño enfermo

Ortiz,-toletero-de-tercera-edad
AL FILO DE LAS NOTICIAS.- Boston. El cuadrangular del dominicano David Ortiz que le dio la ventaja definitiva a los Medias Rojas sobre los Yankees en el primer juego de la serie del fin de semana fue importante en cuanto a la temporada se refiere. Pero también resultó teniendo un gran significado, especialmente para un niño de cinco años de edad en Wyoming llamado Maverick Shcutte.

Antes del partido, Kevin Millar, quien estaba en Boston trabajando con MLB Network, le informó a su excompañero sobre Maverick, un fanático del béisbol que nació con un defecto cardiaco.

Antes del compromiso del viernes Ortiz y Millar grabaron un video juntos que fue enviado inmediatamente a Maverick.

“Espero que te encuentres bien. Sigue optimista”, le dijo Ortiz al joven. “Big Papi aquí con mi amigo Kevin. Recuerda que te queremos”.

Luego, Ortiz en un momento que no estaba planeado, concluyó el mensaje de manera emotiva.

“Siempre debes mantenerte optimista. Debes mantener la fe. Sigue mejorando, amigo, y voy a pegar un jonrón a tu nombre”, dijo Ortiz señalando enfáticamente hacia la cámara. “Recuérdalo. Para ti”.

Cuando comenzó el juego, Ortiz se concentró en la tarea y simplemente trataba de descifrar a los lanzadores de Nueva York, Masahiro Tanaka y Dellin Betances.

Con el encuentro empatado 2-2 en el octavo episodio, Ortiz entró a la caja de bateo contra Betances — el toletero bateaba de 7-0 contra el relevista derecho — y sacudió un vuelacercas de dos carreras en el primer lanzamiento.

La bola cayó en las gradas del Monstruo Verde para sellar la victoria de los Patirrojos 4-2.Bien contento por darle la ventaja a su equipo, una gran emoción se apoderó de Ortiz cuando vio a Millar y sus hijos entre los espectadores.

En aquel momento, Ortiz recordó que le había cumplido su promesa a Maverick, quien estaba viendo el partido por televisión. Ortiz se acercó a los asientos y abrazó a los niños de Millar.

“Cuando llegué a casa fue que pensé, ‘No puedo creer que esto pasó”, manifestó Ortiz. “Millar me dijo que sus padres no lo han visto así de contento en un buen tiempo. Ha estado muy enfermo. Siempre he dicho que existe un ser especial.

Diría que Dios fue el que se encargó de que las cosas salieran así”.

Un día después, Ortiz todavía estaba emocionado por la serie de eventos. Maverick ya se ha sometido a casi 30 operaciones y podría haber más procedimientos en su futuro.

“Tengo un lugar especial en mi corazón para los niños, especialmente los que están enfermos. Cuando ves que pasa por algo así, no me puedo imaginar lo que siente”, declaró Ortiz.

“No creo que estoy preparado para ver a uno de mis hijos pasar esa clase de problemas. Cuando puedes hacer sonreír a un niño enfermo, especialmente alguien como Maverick que está pasando algo así, es maravillo

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *