La RD tiene gran déficit camas para cuidados intensivos; el 80% emergencias son consultas

La-RD-tiene-gran-déficit-camas-para-cuidados-intensivos-el-80-emergencias-son-consultas

Por cada 10 camas que tiene el país, debería haber una para cuidados intensivos, mientras en las emergencias, cerca del 80% de las atenciones que se ofrecen son consultas, debido a que no funciona el primer nivel de atención. Déficit de camas en intensivos es superior al 60%.

Un levantamiento realizado por la Sociedad Dominicana de Medicina Crítica y Cuidados Intensivos (Sodemecu) en el 2014 estableció que la República Dominicana tiene 7,010 camas, es el dato de 61 centros públicos y privados, de esos, solo 445 son de unidades de cuidados intensivos.

Las camas. Pero la situación nacional de déficit de camas es mucho más dramática, pues de ese 6%, hace dos años solo estaban completas 266 en los intensivos.

Los parámetros establecidos internacionalmente aseguran que del 10 al 20% de las camas de un hospital deben estar destinadas a los pacientes graves.

Concentración. Santo Domingo, el Distrito Nacional, Santiago y San Francisco de Macorís concentran la mayor parte de las camas de cuidados intensivos del país.

La República Dominicana debería tener al menos 1000 camas en las unidades de cuidados intensivos.

El estudio realizado por los médicos de medicina crítica establece que el país tiene a penas un 3.8% de camas debidamente preparadas para atender pacientes críticamente enfermos. El 6% de las que existen, es decir, 445 son incompletas.

Estudios en poder de las autoridades establecen que si existiera un primer nivel de atención con capacidad resolutiva, las emergencias se reducirían en más de un 50%.

El sistema. Al comentar el tema, el viceministro de Salud Colectiva, doctor Nelson Rodríguez Monegro, asegura que el país tiene deficiencia en la formación y capacitación de recursos humanos para la emergencia y para los cuidados intensivos de todo el país.

Repletas. Las emergencias están llenas porque el sistema no tiene horarios extendidos en las consultas y se entiende que si van al médico por esa vía, terminan más rápido. En el sector público, el 80% de las emergencias son consultas.

Asegura que si el primer nivel se implementara, las emergencias se reducirían en un 50%, pero se amerita la experiencia del triaje que permita la clasificación de los pacientes.

Considera que para evitar los famosos “rebotes” es necesario establecer de una vez y por toda, el sistema de referencia y contra referencia.

A su juicio, la falta de cama no justifica la no atención en emergencia, por lo que cree en la necesidad de penalizar el incumplimiento de la Ley General de Salud que norma los centros.

Cada hospital del tercer nivel que se abre o remodela en Santo Domingo o cualquier provincia con gran densidad poblacional, a los pocos días tiene su área de emergencia llena de pacientes.

Periplo. Una verdadera odisea vive la persona que durante cualquier noche tenga un familiar grave.

No ha bastado la ampliación de esas áreas en centros privados. Faltan emergencias y especialistas, aseguran directores de clínicas del país.

Existe los temas de la cobertura, los pagos, la falta de camas debidamente equipadas y para algunos directores de centros privados, se evidencia debilidad en la formación de los especialistas.

Antecedentes. La muerte de Claudio Caamaño el martes 22 de marzo de este año, volvió a levantar la falda al sistema de salud, sus deficiencias en la parte pública y privada.

La muerte de Caamaño ha generado todo tipo de críticas y análisis.

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *