Los Indios se apoyan en lanzadores ponchadores

Los-Indios-se-apoyan-en-lanzadores-ponchadores

La tentación era grande. ¿Por qué no ceder uno de sus lanzallamas de la rotación a cambio de un bate para generar más ofensiva? Pero los Indios de Cleveland decidieron no tocar el que tal vez sea el grupo de lanzadores más avasallante de la Liga Americana, cuya especialidad es tirar strikes, muchos strikes.

Corey Kluber, Carlos Carrasco, Danny Salazar y Trevor Bauer se combinaron para que los Indios fueran apenas el tercer equipo desde 1920 con cuatro pitchers que acumularon al menos 170 ponches. El acumulado de todos los lanzadores alcanzó los 1.407 ponches, la mayor cantidad de su circuito.

Kluber, el ganador del Cy Young en 2014, es el único integrante del cuarteto que alcanzará los 30 años de edad esta temporada. Todos están atados con contratos que llegan hasta 2020.

“Aquí el que tiene la presión soy yo. No puedo estropear esto”, comentó en tono de burla Yan Gomes, el receptor brasileño de Cleveland.

“Es fabuloso, ya que se trata de un grupo que es relativamente joven. Subidos juntos. Considerando todo lo que han madurado, pareciera que no tuviesen un techo. No van a parar”.

Tradicionalmente, el saldo de victorias y derrotas, además del porcentaje de efectividad, han sido la referencia para medir el desempeño de un lanzador, pero los abridores de Cleveland marcaron el paso en estadísticas que van más allá como WHIP (barómetro de la cantidad de bateadores que se les embasan) y FIP (fórmula que suprime el factor de la defensa).

Todos lanzan rectas sobre las 94 millas por hora. El venezolano Carrasco, quien cumplió los 29 años en marzo pasado, firmó un con- trato de 22 millones de dólares que se extiende hasta 2018 y que incluye opciones del equipo para dos temporadas adicionales.

Salazar es un dominicano de 26 años que viene de su primera campaña con 30 aperturas y 185 innings lanzados. Bauer, de 25 años, cubrió 176 innings tras subir a las mayores en mayo. Ambos no serán agentes libres hasta 2021.

Josh Tomlin es el quinto abridor, con Cody Anderson y TJ House como alternativas en caso de lesiones. Recuperándose tras operarse el hombro, Tomlin debutó en agosto y tuvo dos juegos completos en sus 10 aperturas.

Lo que le faltaría a Cleveland con todo ese pitcheo es una pizca extra de bateo: como equipo, quedaron en el undécimo lugar de la Americana en carreras anotadas.

Su promedio de carreras por partido fue de 4.15.

El más afectado por la falta de respaldo ofensivo fue Kluber, ya que sus compañeros anotaron dos o menos carreras en 21 de sus 32 aperturas.

No se engañen con su récord de 9-16, el derecho quedó segundo en innings lanzados, tercero en ponches y lideró con sus cuatro juegos completos.

“Soy consciente que tenemos que anotar carreras pero con nuestros lanzadores, tenemos la oportunidad (de ganar)”, dijo el manager Terry Francona.

PRONÓSTICOS.

Hace un año, los Indios fueron señalados por la revista Sports Illustrated como favoritos para conquistar la Serie Mundial. Pero trastabillaron de entrada y acabaron con foja de 81-80, en el tercer lugar de la división Central de la Liga Americana.

Las proyecciones de Baseball Prospectus y FanGraphs vuelven a colocarles favoritos para salir primeros en la división donde reinan los Reales de Kansas City, los campeones de la Serie Mundial.

¿Contrariarán otra vez esos estimados? Una alineación diaria con el torpedero Francisco Lindor, el segunda base Jason Kipnis, el jardinero izquierdo Michael Brantley, el designa- AP do Carlos Santana y Gomes debe bastar. Las adiciones de los veteranos bates de Mike Napoli y Juan Uribe también podrán ayudar en la causa.

“Si todo el mundo tiene la clase de año que se espera de ellos, es una alineación que pinta bien, y más con los pitchers que tenemos”, comentó Kipnis, quien viene de obtener su segunda selección a un Juego de Estrellas.

LINDOR.

El esperado debut de Lindor, la octava selección del draft de 2011, se produjo en junio y el puertorriqueño se lució con una soltura y aplomo admirables para alguien que apenas tiene 22 años. En 99 juegos, registró porcentajes de .313 en promedio de bateo, .353 en embasado y .48 2de slugging.

Quedó segundo en la votación al Novato del Año, como escolta de Carlos Correa, otro campocorto boricua. Pero Lindor es considerado superior en defensa y lo que mostró a ofensiva fue una grata sorpresa.

Ahora, los Indios esperan que sostenga esa línea.

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *