Acusado por FBI en NY de supuesto esquema fraude vehicular dirige movimiento a favor reelección Medina

Acusado-por-FBI-en-NY-de-supuesto-esquema-fraude-vehicular-dirige-movimiento-a-favor-reelección-Medina

NUEVA YORK, Estados Unidos.-
El empresario dominicano involucrado junto a otros cuatro individuos por el Buró Federal de Investigaciones, FBI, “en un millonario supuesto esquema de fraude vehicular en esta ciudad, ascendente a unos 7 millones de dólares”, es el coordinador general en el exterior del Movimiento Avanza con Danilo y ha estado vinculado al Partido de la Liberación Dominicana desde el año 2010, incursionando en la política por recomendación de un alto dirigente del PLD en esta ciudad.

Según consta en el expediente acusatorio presentado por el FBI tras una amplia investigación que aún está en curso, a Julio Álvarez, le fueron presentados cargos por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York por participar en un presunto esquema fraudulento mediante el cual se podían obtener millones de dólares para la compra de automóviles, adjunto a Christopher Campos, Marcos Blasio y Geuris Ramos”, conforme se detalla.

Alvarez, sindicado por los federales como “principal sospechoso en este esquema fraudulento”, habría afirmado en el 2010 que “Danilo Medina era su inspiración para integrarse a la política.” Para ese entonces formó la Coalición de Líderes Dominicanos, CLD, la cual “sirvió de apoyo a los candidatos del PLD, no solo en el ámbito moral, sino además en el económico”, según fuentes de este medio.

Durante largos años estuvo ligado al negocio de taxis en Nueva York y era intermediario de gestión de préstamos vehiculares, así como propietario de estaciones de combustible en Nueva York.

Esquema de Fraude

El expediente presentado por los federales en contra de los cuatro acusados, indicó que ellos “conspiraron para montar este esquema de supuestos robos mediante la utilización de por lo menos 20 compradores falsos y al mismo tiempo obtener más de 200 vehículos nuevos, adquiridos a través de falsas representaciones”, añadió la Fiscalía Federal en Manhattan.

“Obtuvieron mediante este esquema préstamos millonarios a través de instituciones financieras que fueron engañadas en la financiación de las compras de éstos vehículos, los cuales, a su vez, serían usados para alquilárselos a taxistas de la ciudad”, afirmó Preet Bharara, fiscal federal.

Agregó en su comunicado oficial que “gracias a los esfuerzos de nuestros socios en el FBI, los acusados ahora tendrán que dar cuenta ante la Justicia por su conducta criminal.” De igual modo, felicitó a los oficiales federales actuantes en el caso.

FBI

Mientras que Diego Rodríguez, director adjunto del Buró Federal de Investigaciones, FBI, dijo al respecto que “los cargos anunciados describen ampliamente un esquema, mediante el cual los acusados, supuestamente se beneficiaron de los préstamos para automóviles obtenidos de forma fraudulenta.”

“Esta financiación fue utilizada por los acusados y sus co-conspiradores para financiar compra de más de 200 vehículos nuevos. El costo de estos préstamos, lo que finalmente entraron en incumplimiento, con el tiempo se transferirá a los ciudadanos comunes que buscan ayuda financiera.”

“Nosotros tomamos muy en serio estos crímenes y buscamos a los que tratan de explotar la industria de préstamos de esta manera”, según sostuvo.

Tanto Álvarez, Campos, Blasio y Ramos, fueron detenidos y presentados ante la juez federal, Kevin Nathaniel Fox para la lectura de los cargos en su contra.

De acuerdo a la demanda presentada ante la Corte, “los hechos ocurrieron aproximadamente entre octubre del 2012 y septiembre del 2013.”

Acusados

Julio Álvarez, tiene 47 años. Es residente en Fort Lee en Nueva Jersey, según se detalla en el expediente, al igual que Christopher Campos de 39 años, mientras que Marcos Blasio de 52 años reside en Commack, Nueva York y Geuris Ramos de 38 años reside en Nueva York.

“Cada uno está acusado de un cargo de conspiración para cometer fraude bancario por medio de transferencias electrónicas. Conlleva a una pena máxima de 30 años de prisión, así por fraude electrónico con pena máxima de 20 años de ser hallados culpables”, sostienen las autoridades judiciales de Nueva York.

Llamado de los federales

Las autoridades federales están haciendo una exhortación a los ciudadanos que se consideren “víctima de este delito, que quieran proporcionar información a la Policía, suministrar alguna información adicional o ser testigo, a ponerse en contacto con la Unidad de Víctimas y Testigos / Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, al (866) 874-8900. Para obtener información adicional, vaya a:http://www.usdoj.gov/usao/nys/victimwitness.html .

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *